Guía de compra cuna de viaje

El cuidado del bebe, especialmente de los recién nacidos, siempre será la principal preocupación de los padres y familiares, por lo que estar completamente equipado con todos los elementos necesarios se mantiene como la prioridad principal.

Uno de los productos que no pueden faltar en la vida de un bebe, son las cunas, ese lugar donde el niño no solamente podrá descansar, sino donde también podrá desarrollarse y jugar cuando lo desee. Estos, le conceden tanto a los más pequeños como a nosotros como adultos, la seguridad de que estarán seguros y bien cuidados, cuando estemos en casa.

Pero, ¿qué ocurre en el caso de salir de la comodidad del hogar? Sencillo, tendremos que adquirir una cuna de viaje.

.- ¿Qué hay que tener en cuenta para comprar una cuna de viaje de bebé?

Una cuna de viaje será el lugar más seguro para nuestros hijos cuando estemos fuera de casa, razón por la cual es fundamental que tengamos en cuenta ciertos aspectos antes de comprar cualquier modelo. Entre ellos están:

  1. Facilidad de uso. En la actualidad, existen modelos que pueden complicar enormemente el proceso del armado y guardado, por no hablar del uso, con la cantidad de resortes, botones y mecanismos que se deben utilizar. Es por ello, que antes de elegirla, lo más apropiado es conocer cómo funciona, si posee ruedas y si tiene un sistema de freno que valga la pena; todo esto hace la elección, mucho más sencilla.
  2. ¿Plegable o Desmontable? Esta se trata de una de las preguntas más importantes que debemos hacernos cuando se trata de comprar una cuna de viaje, debido a que hay que esta indicará el nivel de dificultad para guardar la cuna apropiadamente y con la mayor rapidez. En este aspecto, también contamos que tan ligera es y su facilidad para transportarla de un lado a otro.
  3. Bolsa para su transporte. Un aspecto que puede ser igual de importante y que está relacionado con el punto anterior, es el medio en el que se transporta. Esto quiere decir, la existencia de una bolsa o un bolso que facilite su guardado, para colocarlo en el vehículo o simplemente, almacenarlo hasta el momento en el que se necesite; esto con el fin de que no se vea golpeado o dañado.
  4. Medida de la cuna de viaje. Al igual que ocurre con las cunas normales, es importante que tengamos en cuenta el tamaño de la misma cuando se adquiera, siempre pensando en el futuro. Usualmente lo más apropiado es contar con cunas de viaje de tamaño promedio que pueda aguantar hasta 10 kilos.
  5. Colchón y comodidad. Siempre se debe recordar que dentro de la cuna, el bebé podrá pasar hasta horas, significando que necesita encontrarse cómodo. Por ello, se recomienda contar con un colchón fuerte pero suave y resistente, que se adapte fácilmente a la forma del niño.

¿Qué es una cuna de viaje bebé?

Una cuna de viaje es el lugar perfecto para que los bebes puedan viajar con nosotros, seguros en su lugar, permitiéndoles dormir con comodidad e incluso, pudiendo jugar dentro de ella, sin que tengamos que preocuparnos de que se hagan daño.

A pesar de que tener un hijo, conlleva a cambios radicales en la vida, esto no significa que disfrutar de vacaciones o de visitas a familiares sea algo del pasado, todo lo contrario, esta se presenta como una experiencia mucho más entretenida. Por ello, la manera perfecta de seguir disfrutando, es contar con el espacio ideal para que nuestros niños puedan vivir, aprender, entretenerse y desarrollarse de la mejor manera y en cualquier lugar.

¿Cuánto tiempo usará  tu bebé la cuna de viaje?

Al igual que ocurre con una cuna tradicional o con los parques cunas, el tiempo de uso de la cuna de viaje, dependerá estrictamente tanto de los padres como del hijo. Esto se debe, a que no todos los niños crecen, se desarrollan y actúan de la misma manera, razón por la cual, se deben tener en cuenta aspectos como el peso y la cantidad de actividad que realiza el niño antes de dejar de utilizar la cuna de viaje.

Tradicionalmente, una cuna de viaje tiende a soportar de 9 a 11 kilos, lo que puede llegar a ser utilizable por un niño de 3 años de edad, sin embargo, se debe tener en cuenta lo que el fabricante de la cuna establezca; ya que, hay algunos que llegan a tener un límite de solamente 8 kilos debido a su resistencia y la altura de sus paredes.

Lo mismo cabe decir del sentido aventurero de nuestro hijo, ya que, en el momento en el que este pueda escapar de ella con facilidad, es momento de entender que ya es momento de guardarla.

¿Cuándo se debe comprar una cuna de viaje de bebé?

Una cuna de viaje debe comprarse desde temprano, no solamente debido a que es importante que nosotros como padres, seamos capaces de seguir nuestra vida y de permitirle a nuestro bebe experimentar; sino, también para que él se acostumbre a estar dentro de ella y que la asocie con viajes y salidas.

Es por ello, que en la actualidad, existen cunas de diferentes tamaños y con diferentes accesorios que le permiten a un niño de cualquier tamaño estar en ella, pudiendo tener hasta pequeñas camas y diferentes posiciones para sus primeros meses de vida. Lo más recomendable a la hora de comprar una cuna de viaje, es adquirir una que permita que el niño o la niña, pueda usarla hasta al menos los 2 años.

.- ¿Qué  modelos de cunas de viaje han existido?

Cuando se trata de la diversidad de modelos de cunas de viaje que han tenido un papel relevante en el mercado, estas se presentan a una diversidad de precios y con una diversidad de características que le permite a los padres tomar las decisiones más apropiadas. De todas ellas, se consideran que sobresalen:

  • 1.- Cunas de viaje clásicas de marca Chico. Estas son consideradas una de las primeras versiones de las cunas de viaje, se presentan con un modelo llamado “Easy Sleepy” el cual es plegable, pero grande y resistente al poseer un sistema de doble cierre al fondo de la cuna para evitar accidentes. Este, posee un bolso extra para guardar artículos importantes del niño y una bolsa para su transporte.El modelo no posee una puerta para permitirle al niño salir y su precio puede rondar en los 100 euros, aunque versiones parecidas pueden llegar a costar solo 60.
  • 2.- Cuna de Viaje Asalvo Mix. Esta se trata una versión actualizada de las cunas tradicionales, de una marca conocida principalmente por su calidad en productos para niños. Este se presenta como un modelo fácilmente desmontable y transportable, gracias a su liviano peso. Además, se presenta con un cambiador para el bebé y un bolsillo especial para guardar artículos del niño. Este pose una bolsa de transporte, al igual que un arco de juegos y una puerta gatera.  Aparte de todo esto, el modelo de Asalvo, le ofrece la posibilidad a los padres de adaptar el colchón y la altura a dos distintas, para que sea más sencillo hacerse cargo del niño

Este modelo de cuna de viaje, a pesar de sus características, puede llegar a costar solo 70 euros.

  • 3.- Cuna de Viaje Jana. Esta es sin duda alguna, uno de los modelos de cuna de viaje más costosos, esto debido a que no solamente cuenta con un arco de juegos, accesorios incluidos  y un bolsillo externo especial para guardar pijamas; sino que también ofrece la posibilidad de colocarla en una diversidad de alturas para mayor control del niño. Este modelo solamente es capaz de soportar un niño que no supere los 9 kilogramos, debido a que sus medidas le facilitan a un niño mayor de 3, salirse con relativa facilidad de ella. Este, no tiene colchón incluido. Esta marca, es conocida por su calidad y resistencia, razón por la cual se considera que el precio es ideal.
  • 4.- Cuna de Viaje BabyBjörn. Este se trata de uno de los modelos más simples y más recomendados de las cunas de viaje, al presentarse como el más portátil y liviano debido a que no posee características extras. Este es un modelo plegable que solo necesita de un par de movimientos para abrirlo o cerrarlo. Viene con un colchón y una funda para dicho colchón, sencilla para lavar, además de poseer medidas promedio de las cunas de viaje, siendo capaz de soportar a niños de hasta 3 años de edad. Este, es considerado uno de los más populares y su precio, ronda los 200 euros.

.- Lo que debes buscar al comprar una nueva cuna de viaje de bebé

En el momento que se decide optar por comprar una cuan de viaje, no solamente se debe tomar en consideración aspectos anteriormente explicados, sino también de otros factores que dependerán de nosotros como padres y de nuestros hijos. De los aspectos más importantes a consideran están:

¿Cuál es tu rango de precio?

Este siempre debe ser considerado el punto de inicio cuando se trata de comprar cualquier cosa referente a tu hijo, debido a que se entiende que son muchos los artículos que este necesita para su correcto desarrollo, como una cuna en su cuarto y juguetes. Sin embargo, no se puede pasar por alto, que en algún momento en los primero 3 años de vida, se presentará la oportunidad o la obligación de viajar; por lo que es importante estar preparado.

Este, se trata de uno de los elementos más costosos que se puede adquirir, junto a las cunas fijas, por lo que es importante hacer un presupuesto y un análisis de la mejor opción, tomando en cuenta la cantidad de uso y la comodidad, antes de pensar únicamente en el precio.

De igual manera, se pueden encontrar cunas de viaje que van desde los 60 euros, más clásicas y sencillas, para no ser utilizadas con tanta frecuencia, como aquellas de 200 euros, de una calidad inigualable.

¿De cuánto espacio dispongo para la cuna de viaje?

El aspecto que menos hay que considerar cuando se adquiere una cuna de viaje, es en el tamaño, sobre todo, a la hora de guardarlo, debido a que estos tienden a ser plegables o desmontables con el fin de que no tomen mucho espacio, ni en la habitación, ni en el closet ni en el transporte.

En la mayoría de los casos, estas cunas se pueden encontrar en el tamaño promedio de una cuna normal, de 60 cm x 120 cm, lo que le concede al niño la mayor de las comodidades; cuando esta se va a transportar, su tamaño se tiende a reducir a solamente a 24 cm x 24 cm x 81 cm

¿La  cuna de viaje requiere montaje?

Montar y desmontar cualquier tipo de mueble puede llegar a ser una pesadilla, son muchos las palancas, los botones y los ajustes que se deben hacer para que esta pueda tomar la posición y el tamaño que debe, sin la preocupación de que en cualquier momento se desajuste y ponga en peligro la seguridad del niño.

Así que, si lo que buscas es una cuna de bebé que te permita ahorrarte este proceso y el dolor de cabeza, una cuna plegable es mucho más sencilla de armar y de guardar; igualmente nunca es mala idea leer las instrucciones antes de comprarla.

¿La cuna de viaje es ajustable?

Una cuna ajustable es la opción más segura si deseas que un producto pueda durar más que solo los primeros meses de vida o los últimos, antes de que el niño pese más de 9 kilos. Una cuna de viaje ajustable, te permite arreglar la altura del colchón para que esta sea mucho más cómoda para ti, ahorrándote los dolores y las molestias en la espalda, y para darle seguridad al niño de que no se verá golpeado.

En la mayoría de los modelos se presenta la posibilidad de ajustar la cuna en dos niveles, una para los primeros 6 meses y una segunda para el resto de los 30. No obstante, existen algunos modelos que ofrecen hasta 4 niveles, para que el cambio sea progresivo, con la seguridad y la comodidad máxima.

¿La cuna de viaje viene con un carril para la dentición?

En algún momento en los primeros 2 años de vida de un bebé, este se verá en la necesidad de calmar el dolor y las molestias que se pueden presentar en sus encías debido a la aparición de los dientes. Este es un proceso normal, que lleva a tanto a los padres como a los niños a desesperar, los segundos por el dolor y los primeros, por la imaginación de sus hijos a morder todo lo que puedan, hasta el borde de la cuna.

Es por ello, que si se busca una cuna de viaje para un niño durante este proceso, se recomienda que posea un carril de dentición, el cual es una característica poco común en las cunas de viaje. Aunque, si existen ciertos modelos que poseen el acolchado para calmar y no dañar la encía de tu hijo.

¿Es la cuna de viaje tamaño estándar?

El tamaño estándar de una cuna de viaje, es el mismo que el de una cuna regular, esta tiende a medir 60 cm x 120 cm, debido a que le da el suficiente espacio al niño para disfrutar de una noche sin sueño y para jugar cuando se encuentre despierto; aunque también cuenta con modelos más grandes. Cuando adquieras una cuna de viaje, recuerda que el tamaño a la hora de transportarlo es mucho menor debido a su pliegue.

¿Desentona la cuna de viaje con el resto de la casa?

En la mayoría de las ocasiones el diseño y los colores de la cuna de viaje no tienden a ser el aspecto que más atención se le presta, aunque se si se le puede considerar un aspecto relativamente importante, considerando que este artículo en particular, viajará la misma cantidad de kilómetros que tú.

Así que, no dudes en optar por un modelo de cuna de viaje que combine y se encuentre a tono con el resto de la casa, para que así, no importe si se encuentre en uso o si está guardada, la armonía de colores se mantenga en el hogar.